twitter
rss





Charlie Bucket era un niño ejemplar, vivía en una casa con sus abuelos maternos y paternos y con su padre y su madre. Eran pobres y todos los días comían sopa de col. El padre de Charlie estaba trabajando en la fábrica del señor Willy Wonka. Trabajaba en la sección de tapones de pasta de dientes, siempre que alguno salia defectuoso se lo llevaba a casa, ya que, Charlie estaba haciendo una escultura de la fabrica con esos tapones. Un día cerraron la fábrica, y jamás se supo nada de ella, solo que seguía funcionando para fabricar chocolate, pero nadie había pasado a su interior.Pasó el tiempo... Y llegó el cumpleaños de Charlie, como era pobre no le podían regalar nada de valor, a si que el pedía lo que todos los años una tableta de chocolate. A Charlie le encantaba el chocolate, pero no podía comerlo todos los días, ya que no tenían dinero. Ese mismo día ocurrió una cosa sorprendente, la fábrica de Willy Wonka volvía a abrir para mostrar a 5 niños su interior. No era nada fácil, tenías que encontrar un billete dorado escondido en una chocolatina Wonka. Charlie compró su chocolatina pero no le tocó y era muy difícil que le tocase, porque ya le habíta tocado a 4 niños Augustus Gloop, Veluca Salt, Violet Beauregarde y Mike Teave. Augustus Gloop, era un niño glotón, amante de el chocolate y excesivamente gordo. Veluca Salta era una niña rica, pija y odiosa a la que sus padres le habían conseguido el billete pagando a sus 5.000 empleados para que abriesen todas las cajas de chocolatinas Wonka que habían comprado. Violet Beauregarde era una niña a la que le encantaba el chicle de hecho tenía varios premios a el chicle más grande, el chicle más duradero y el chicle mas flexible. Mike Teave era un niño amante de los videojuegos y de la informática, se pasaba el día entero jugando a la consola. Pero Charlie todavía tenia esperanza. Charlie compró su chocolatina la abrió con emoción y dentro no había nada...Charlie llegó a casa decepcionado y triste, ya que jamás vería esa fábrica de chocolate que tanto deseaba. Pero a pesar de todo, le dio un trocito a su madre,a su padre, y a sus 4 abuelos. Su abuelo, no tenía mucho dinero, pero le dio 2$ para una chocolatina. Charlie fué a comprar esa chocolatina la abrió y ¡¡vio un billete dorado!! Charlie no se lo podía creer fue corriendo a casa y se lo contó a todos. Todos se llenaron de felicidad al ver que Charlie tenía ese billete. Fue a visitar la fábrica y de todos los niños desaparecieron 4 y sólo quedó Charlie, los otros niños pecaban de gula, la soberbia y la envidia. Este cuento enseña como tu vida puede cambiar de un momento a otro, y que no es más rico quien más tiene si no quien menos necesita. Es de bien nacido, ser agradecido.

FIN.
Escrito por: María de la Sierra Martinez Castro.

5 comentarios:

  1. que largo ¡¡¡¡

  1. Gracias! Ayudaron a un chico con tarea atrasada

  1. Y eso?

  1. gracias me ayudaron con mi tarea muchas gracias de verdad

  1. Grasias ami esposa kerida le encanto mucho qe le contAra este lindo cuento

Publicar un comentario en la entrada